Entrega rápida
Entrega offerta

Vida cotidiana

LENTILLAS Y DORMIR

¿Se ha quedado dormido involuntariamente con sus lentillas? Que no cunda el pánico: hidrátese bien los ojos con suero fisiológico antes de retirarlas y luego lleve a cabo la limpieza adecuada.

Sea como sea, evite que esto suceda a menudo, porque con el párpado cerrado el ojo se oxigena mucho menos. Las lentillas pueden provocar una asfixia de la córnea, con consecuencias que pueden ser graves a largo término.

Algunas lentillas están diseñadas para poder llevarse de forma continua, incluso durante la noche. De todos modos, no son compatibles con todo el mundo. 

Hable con su oftalmólogo para que haga los controles necesarios.  

LENTILLAS Y PANTALLA

Tanto si lleva lentillas como si no, trabajar delante de una pantalla disminuye la frecuencia de parpadeo. 

Como su función es difundir las lágrimas, una disminución de su frecuencia comporta a menudo una sensación de sequedad ocular. 

Esta sensación es más molesta para los que llevan lentillas, pues las lentillas deben estar correctamente hidratadas para ser eficaces. 

Hay dos opciones posibles: 

-recuerde parpadear a menudo, esto puede ser suficiente en muchos casos 

-utilice lágrimas artificiales adaptadas a las lentillas, es decir, sin conservantes y en envases de dosis únicas 

Si persisten las molestias, consulte a su oftalmólogo. 

Algunos materiales de lentillas o ciertas soluciones de mantenimiento pueden ser más adecuados en este caso y la tecnología avanza regularmente.

LENTILLAS Y ENTORNO

Ciertas condiciones especiales de trabajo (ambientes polvorientos, presencia de disolventes volátiles) no son condiciones particularmente adecuadas para el uso de lentes de contacto. Consulte a su oftalmólogo para saber si es posible llevarlas.

LENTILLAS Y VIAJAR

-En avión : Quítese las lentillas para un viaje en avión superior a 2 horas de vuelo. El ambiente demasiado seco de la cabina puede secar sus lentillas, causando molestias o incluso dolor. Una afección superficial del ojo, llamada queratitis, puede ocurrir. Piensa en llevar con usted lágrimas artificiales y un estuche, así como sus gafas si eso no es suficiente. 

-En tren: no debe preocuparse por ningún problema en particular, más allá de una ventilación o un compartimento recalentados. Al igual que en los viajes en avión, si se trata de un trayecto largo piense en llevar lágrimas artificiales y un estuche.

Viajes a países cálidos: tanto si son húmedos como secos, tenga cuidado de tener las manos limpias y secas al manipular las lentillas. Si tiene una sensación de sequedad ocular, puede utilizar lágrimas artificiales de dosis única sin conservantes. En caso de irritación anormal, quítese las lentillas lo antes posible.

LENTILLAS Y DEPORTE

Las lentillas son generalmente aconsejables para la práctica deportiva, pues permiten tener un amplio campo de visión.

De todos modos, el uso de lentillas está contraindicado para la práctica de deportes con riesgo de contacto físico violento (como el boxeo, los deportes de combate, el rugby); sí se pueden usar lentillas blandas. 

Tenga en cuenta que para la práctica del boxeo es obligatorio un certificado de oftalmología, a causa del considerable riesgo de desprendimiento de retina.

LENTILLAS Y AGUA DULCE

No es nada recomendable usar lentillas en estas condiciones, pues hay riesgo de infección relacionada con la presencia de amebas (parásitos presentes en todo tipo de agua dulce). 

El uso de lentillas desechables diarias solo es recomendable si va acompañado de gafas de protección totalmente estancas.

El uso de gafas deportivas adaptadas a la visión es la mejor opción y más exenta de riesgos.

LENTILLAS Y MAR

En teoría el riesgo de infección es menor con el agua de mar, pues la sal limita la proliferación de ciertos microbios. 

Sin embargo, si pasa unos días de verano junto al mar, la concentración de gérmenes es alta, debido a la alta población. 

En caso de inmersión, lo adecuado es usar gafas de submarinismo.

LENTILLAS Y MAQUILLAJE/PRODUCTOS DE BELLEZA

Si usa lentillas, póngaselas antes de maquillarse. Del mismo modo, quíteselas antes de desmaquillarse. 

Atención: no es nada aconsejable pintarse el interior de las pestañas y el borde de los párpados. Esto puede depositar gérmenes que en contacto con la lentilla pueden causar la aparición de una infección ocular. Piense en renovar frecuentemente sus productos de belleza para los ojos.

Nota: un exceso de maquillaje a base de ciertos polvos sobre los párpados puede crear intolerancias, pues pueden depositarse sobre la lentilla, formando pequeños residuos irritantes. 

Existen productos de maquillaje con una fórmula más adecuada y específica para el uso de lentillas.

Ciertos productos cosméticos utilizados cerca del ojo pueden ser irritantes (crema facial o crema para los párpados) e inducir cambios en la película lagrimal, provocando sequedad ocular.

Al utilizar laca o fijación, no olvide cerrar los ojos para no impregnar las lentillas.

Bajo la ducha, evite llevar sus lentillas. Las salpicaduras de agua son un riesgo de infección. El gel de ducha y el champú pueden provocar, a su vez, irritaciones en contacto con el ojo. Si esto se produce, quítese las lentillas, enjuáguelas en su solución de mantenimiento

(multipropósito) y espere que la irritación ocular haya desaparecido completamente antes de volvérselas a poner.

LENTILLAS Y EMBARAZO

El uso de lentillas no está contraindicado para las mujeres embarazadas. 

Las modificaciones oculares pueden, sin embargo, alterar la comodidad del uso de lentes de contacto y aumentar el riesgo de infección, especialmente en los primeros 3 meses de embarazo: 

-Cambios en la forma de la córnea sobre la que descansa la lente. Su curvatura aumenta, las lentillas pueden volverse inadecuadas.

-La sensibilidad de la córnea disminuye. Es necesario, en consecuencia, estar muy pendiente de cualquier signo de intolerancia (rojez, vista borrosa, secreciones inusuales). La disminución de las defensas inmunitarias pueden favorecer las infecciones.

-La modificación de la composición de las lágrimas pueden ocasionar molestias.

-El embarazo puede provocar una ligera miopía, que puede o no desaparecer unas semanas después del parto.

Si sus lentillas le provocan molestias durante el embarazo, no dude en usarlas menos tiempo durante el día o alternarlas con gafas. Si las molestias persisten, consulte a su especialista adaptador. 

Dar a luz: piense en quitarse las lentillas antes del parto. Puede sufrir una anestesia inesperada y el uso de lentillas está contraindicado en ese caso. Después del parto, la situación se estabiliza en 6 semanas, excepto en caso de lactancia, en la que este período puede ser más largo.

LENTILLAS Y SAUNA

¡Qué placer de disfrutar de un momento relajante…! Más allá del calor, las lentillas no gustan de los ambientes acuáticos llenos de bacterias y otras posibles infecciones. Quítese las lentillas antes de entrar en la sauna, hammam… Será mucho mejor para dejarse ir…

LENTILLAS Y ALTITUD

El frío intenso y el enrarecimiento del oxígeno no son ideales para un uso cómodo de las lentillas y una buena oxigenación del ojo. 

Unas gafas con filtro UV son indispensables incluso si sus lentillas están dotadas de un filtro UV. Puede graduarlas para más seguridad.