Entrega rápida
Entrega offerta

Generalidades

DIFERENCIAS ENTRE GAFAS Y LENTILLAS

 

Ambos modos de compensación visual tienen sus ventajas: 

 

-Percepción del entorno: las gafas modifican más o menos el tamaño de su percepción visual en función de su corrección (reducen el tamaño de las imágenes en la miopía y lo aumentan en la hipermetropía). Este no sucede con las lentillas, pues al estar directamente en contacto con los ojos permiten ver a un tamaño prácticamente igual. 

-Sensibilidad luminosa: las gafas se pueden adaptar al uso que quiera darle mediante diversos tintes, tecnología fotosensible, tratamiento antirreflejos... Las lentillas que se comercializan actualmente no cumplen con estas peticiones específicas.

-Campo visual: las lentillas proporcionan un campo de visión más amplio en comparación con las gafas, pues siguen el movimiento de los ojos. Esto aporta una comodidad innegable en la práctica de ciertos deportes (no acuáticos preferiblemente).

La elección se hace, pues, en función de sus necesidades: visuales, estéticas, comodidad… Las dos soluciones son complementarias, es posible alternarlas. Por otra parte, cualquier usuario de lentillas debe tener sus gafas a punto para cuando tenga que quitarse las lentillas. 

 

 

¿QUÉ ES UNA LENTE DE CONTACTO?

Una lente de contacto es un dispositivo óptico que permite corregir un defecto visual. La elección de las lentillas está determinada por un oftalmólogo, de acuerdo con las características de sus ojos, sus necesidades de corrección y el uso que usted quiera darles. Él es el responsable de esta adaptación. Para cualquier cambio, es esencial consultárselo.

 

 

LAS DIFERENTES LENTES DE CONTACTO

Hay una gran cantidad de lentillas diferentes: blandas, rígidas, para miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia.

La renovación de las lentillas puede ser de 1 día, 30 días, 90 días y hasta 1 año. El tipo de lentilla, el material, las dimensiones y la frecuencia de renovación son parámetros específicos para cada individuo. Como deben cambiarse a lo largo de la vida, es indispensable un seguimiento médico regular para disponer siempre de las lentillas más adecuadas a sus necesidades.

 

 

Ambas son adaptables a todas las edades y corrigen todas las ametropías: 

miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia, simultáneamente si es necesario.

 

Las lentillas blandas

Las lentillas rígidas

Más grandes que el diámetro de la córnea (la parte transparente del ojo).

Más pequeñas que el diámetro de la córnea (la parte transparente del ojo).

Cómodas desde el inicio de la adaptación, exigen una higiene muy rigurosa.

A menudo problemáticas al inicio de la adaptación, se olvidan enseguida (después de un período llamado de habituación). También son más seguras desde el punto de vista de las infecciones.

Hay dos grandes familias de lentillas blandas:

-las hidrófilas

-las de hidrogel de silicona (dejan pasar tres veces más de oxígeno)

Permiten una oxigenación óptima de la córnea

Hay muchos tipos de lentillas blandas, correspondientes a diferentes frecuencias de renovación:

diaria, semanal, mensual o anual

La renovación se hace por lo general entre los 12 y los 18 meses (24 meses como máximo)

Solo un oftalmólogo adaptador está capacitado para prescribir la lentilla que mejor se adapte a sus necesidades (dependiendo de su problema visual, las características de su ojo, el uso que les va a dar).
No dude en pedirle consejo en su próxima visita.

 

¿QUÉ LENTILLA A QUÉ EDAD?

Las lentes de contacto se pueden adaptar a cualquier edad.

 

Para los más pequeños, la elección de una adaptación está relacionada principalmente con casos médicos, que de otro modo no permitirían el desarrollo normal de la visión del niño. 

Para los adolescentes, el uso de lentillas puede elegirse por cuestiones visuales, estéticas o de práctica deportiva. Su indicación se discute con los padres, que deben asegurar una estricta higiene.

Para los ancianos, también es posible, siendo necesaria la adaptación por parte de un oftalmólogo.

Nota: Las necesidades cambian a lo largo de la vida. Una adaptación realizada en un momento determinado puede dejar de ser conveniente. No dude en consultar a su médico, que le podrá recomendar un producto mejor adaptado. 

 

Otros criterios (enfermedades, entorno…) pueden impedir el uso de lentes de contacto.

 

 

¿SE PUEDEN LLEVAR LENTILLAS TODA LA VIDA?

A diferencia del capital solar, no existe ningún “capital de lentillas”. 

La comodidad en el uso de las lentillas es diferente para cada persona y depende de varios parámetros: el tipo de lentilla adaptada, la renovación de las lentillas, el tiempo de uso diario, la higiene y el mantenimiento relacionados con sus lentes de contacto… 

Por otro lado, la adaptación de las lentillas se hace en un momento determinado por parte de su especialista adaptador, en base a los criterios que él habrá observado y a su estilo de vida. Algunos factores pueden cambiar y afectar la comodidad de sus lentillas. La sequedad ocular, por ejemplo. Esta puede ser causada por un cambio de entorno, cambios hormonales, como consecuencia de una enfermedad. Cuanto más cuide usted a sus ojos, mejor le cuidarán a usted. 

 

Las lentillas y sus materiales evolucionan regularmente. Pida consejo a su oftalmólogo para mejorar su comodidad. 

También hay que tener en cuenta que la mayoría de problemas de tolerancia a las lentillas están relacionados con no respetar las normas de higiene.

 

Vea aquí Las buenas prácticas

 

Anuales: pueden llevarse cada día a lo largo del año y deben limpiarse después de cada jornada. Su mantenimiento es más riguroso. Permiten corregir ciertas ametropías o patologías que no corrigen las lentillas de renovación frecuente.

De uso continuado: algunas lentillas han sido concebidas para poder llevarse continuamente, tanto de día como de noche. No necesitan mantenimiento pero deben cambiarse regularmente y respectar una noche de reposo en el momento que se cambian. Este tipo de uso siempre debe ir acompañado de un seguimiento médico regular.

Para ortoqueratología: hay lentillas específicas para corregir específicamente algún problema, sobre todo la miopía (a veces el astigmatismo). Al contrario del resto de lentillas, se llevan únicamente durante la noche (idealmente 8 horas). El principio es el siguiente: la lentilla se apoya sobre un área específica de la córnea durante el sueño, modificando así su curvatura y corrigiendo el defecto visual. Al despertar, se retiran las lentillas y la visión es limpia, sin ningún artificio. La adaptación es un poco más larga que con las lentillas “de día”, pero el resultado es eficaz.

 

 

CAMBIAR DE LENTILLAS 

Un cambio o corrección de los parámetros de las lentillas es un procedimiento médico que requiere una consulta con el oftalmólogo. Según qué óptico, lentillesmoinscheres no puede asegurar legalmente este servicio.

El seguimiento médico requiere al menos una visita anual. El uso de lentillas requiere cierta disciplina, tenga en cuenta que su salud y la seguridad de sus ojos pasan por esta cita anual.

La prescripción que le harán en esta cita significa que puede usar este nuevo equipo sin peligro.

Su vista es preciosa, no la descuide.

 

 

POR QUÉ UNA PRESCRIPCIÓN

Llevar lentillas es fácil y práctico, pero implica respetar ciertas normas o precauciones, pues la lentilla es un cuerpo extraño que usted mantiene en el ojo durante largas horas.  

 

La adaptación de una lentilla es un procedimiento médico realizado por un oftalmólogo que realiza una prescripción de lentillas y del producto de mantenimiento adecuado. En tanto que óptico, lentillesmoinscheres no puede asegurar legalmente este servicio.

El seguimiento médico requiere como mínimo una visita anual a su oftalmólogo. El uso de lentillas requiere cierta disciplina, tenga en cuenta que su salud y la seguridad de sus ojos pasan por esta cita anual. 

 

Un cambio o corrección de los parámetros de las lentillas es un procedimiento médico que requiere una consulta con el oftalmólogo. 

 

En cualquier situación es conveniente que consulte a su especialista para obtener una prescripción para lentes de contacto. 

Esta prescripción significa que usted puede usar este nuevo equipo sin peligro. 

Su vista es preciosa, no la descuide.